Cultura y paisaje

Mil y un lugares para visitar y disfrutar

Cultura y paisaje

Mil y un lugares para visitar y disfrutar

Rosales Gallinas, Eduardo

Madrid, 4.11.1836 - Madrid, 13.9.1873

Es uno de los más grandes nombres del arte español de todo el siglo XIX. Su fama, sólida y fundamentada como la de ningún otro artista de su generación, estuvo en buena medida alentada por una biografía señalada por el dolor, la soledad y la enfermedad física, pero sobre todo por la admiración que despertó el talento de un pintor original e independiente, llamado a renovar el género histórico y con ello a dar un giro diametral al devenir de la pintura española del siglo XIX, volviendo los ojos desde el purismo académico hacia la lección realista del arte de Velázquez. Nacido en el seno de una humilde familia madrileña, Rosales pronto quedó huérfano y solo en la capital. Se formó en la Academia de Bellas Artes de San Fernando y, con pocos años, marchó a Italia libremente y sin pensión del Estado, tan sólo con el dinero que había conseguido con su primer encargo de importancia, "García Aznar, V conde de Aragón" (P6406), para la "Serie cronológica de los reyes de España", y confiando en la ayuda que habrían de prestarle algunos amigos íntimos.....

Ir a FICHA DE AUTOR DE LA COLECCIÓN

Ir a VOZ DE LA ENCICLOPEDIA

Tobías y el ángel

1858 - 1863. Óleo sobre lienzo, 198 x 118 cm.

Éste es el primer cuadro de composición pintado por el joven Rosales como trabajo de la pensión de gracia concedida por el Gobierno para completar su formación en Italia. Comenzado en 1858 al poco de llegar a Roma, arrastraría penosamente su ejecución hasta al menos 1863, momento en que, tras modificar una y otra vez lo ya hecho, y sin quedar satisfecho con sus resultados, el pintor lo dejó en el estado esbozado en que lo vemos hoy, en el que reside precisamente gran parte de su atractivo. El lienzo ilustra el pasaje bíblico en que el arcángel san Rafael indica al joven Tobías, sentado junto a él, que extraiga la hiel de un gran pez que asoma en el agua, para curar con ella la ceguera...

Ir al MUSEO DEL PRADO

El pintor Eduardo Rosales

1867. Óleo sobre lienzo, 46,5 x 37 cm.

Federico de Madrazo gustó retratar a sus amigos pintores; incluso a aquellos jóvenes artistas de las nuevas generaciones por quienes Madrazo, ya maestro consagrado, sintió sincera admiración. Aunque esta afición la demostró a lo largo de toda su carrera, se hace especialmente frecuente a partir de la década de los sesenta y concretamente desde 1867, en que retrata al gran paisajista Carlos de Haes y a Mariano Fortuny. También en 1867, Madrazo realiza este espléndido retrato del gran pintor madrileño Eduardo Rosales,...

Ir al MUSEO DEL PRADO

Doña Isabel la Católica dictando su testamento

1864. Óleo sobre lienzo, 287 x 398 cm.

Obra cumbre de la pintura de historia del siglo XIX que marcaría la decisiva transformación de este género en España, este celebérrimo cuadro fue presentado por Rosales a la Exposición Nacional de 1864, donde sería premiado con una primera medalla, que supuso el reconocimiento de su autor en los círculos artísticos oficiales y una verdadera convulsión para los pintores españoles de su generación. Así, en la penumbra del dormitorio regio instalado en el Castillo de la Mota, la moribunda reina Isabel (1451-1504) aparece tendida en su lecho, cubierto con un dosel y rematado con el escudo de armas de Castilla. Recostada su cabeza sobre dos altos almohadones y tocada con su característico velo sujeto al pecho por un broche con la venera y cruz de Santiago, ordena con una indicación de su mano la escritura de su última voluntad, que dicta al escribano Gaspar de Gricio, sentado ante su pupitre, junto a la cama. A la izquierda, dando la espalda a un pequeño oratorio iluminado por una lamparilla de aceite, está sentado el abatido rey Fernando, con el rostro compungido, la mirada perdida y el pensamiento absorto, abandonado el peso de sus brazos sobre el sillón y apoyando los pies en un almohadón de terciopelo...

Ir al MUSEO DEL PRADO

Presentación de don Juan de Austria al emperador Carlos V, en Yuste

1869. Óleo sobre lienzo, 76,5 x 123,5 cm.

 

Ir al MUSEO DEL PRADO