Cultura y paisaje

Mil y un lugares para visitar y disfrutar

Cultura y paisaje

Mil y un lugares para visitar y disfrutar

Barocci, Federico

Urbino, Las Marcas, 1535 - Urbino, Las Marcas, 1612

Nacido en el seno de una familia de relojeros y fabricantes de instrumentos de precisión, su educación tiene como marco una ciudad con corte, la de los Montefeltro y los Della Rovere, rica en arte del Renacimiento. Sus maestros ideales son Rafael, Tiziano y Correggio, siendo menos conocidos sus maestros directos (Girolamo Genga, ¿Battista Franco?). Tras pintar sus primeras obras -"El martirio de San Sebastián", de la catedral de Urbino, fechable en 1557-1558-, el joven Federico se traslada a Roma, donde conoce a su paisano Taddeo Zuccaro. Trabaja en la decoración de la Casita de Pío IV, obra de Pirro Ligorio en los jardines del Vaticano (1561-1563), y logra un enorme éxito, pero luego enferma (dicen que fue envenenado), y se ve obligado a regresar a Urbino. Probablemente padece una úlcera duodenal que le atormentará el resto de su vida....

Ir a FICHA DE AUTOR DE LA COLECCIÓN

Ir a VOZ DE LA ENCICLOPEDIA

 

La Natividad

1597. Óleo sobre lienzo, 134 x 105 cm.

Tras una segura estancia en Roma y una más que probable en Parma para estudiar a Correggio, Barocci volvió a Urbino en 1567. Cuando pintó esta obra para Francesco Maria II della Rovere, duque de Urbino, poseía un estilo muy personal que aunaba el colorido veneciano con lo que se ha denominado un "naturalismo místico". Barocci daba lo mejor de sí en pequeñas composiciones como ésta, donde su tendencia a la afectación era compensada por una gran sensibilidad en el manejo de las luces, capaces de crear por sí solas una atmósfera poética. El duque de Urbino regaló en 1605 esta pintura a Margarita de Austria, esposa de Felipe III.

En septiembre de 1604, Bernardo Maschi, embajador del duque de Urbino ante la corte de Felipe III, señalaba a Francesco Maria II que la reina Margarita de Austria había manifestado su deseo de poseer una pintura del pintor Barocci, infrecuente ya y muy solicitado....

Ir al MUSEO DEL PRADO

Ir a VOZ DE LA ENCICLOPEDIA